0
Shares
Pinterest Google+

Sobre la democracia

“La democracia puede tambalearse cuando cede ante el terror”.

Sobre Michelle Obama 

“Me enorgulleces, y tú me enorgulleces, y tú has enorgullecido al país”, dijo, al tiempo que se enjugaba las lágrimas.

Sobre EU

“Sí se puede. Sí, lo hicimos. Sí se puede”, dijo, al repetir el discurso dado durante su campaña de 2008 mientras continuaba con su despedida.

Sobre la falta de veracidad

“No solamente es deshonesta esta forma selectiva de ordenar los hechos, sino que es derrotista. Porque como decía mi mamá, la realidad se las arregla para alcanzarte”.

Sobre temas raciales

“Luego de mi elección, se habló sobre un Estados Unidos postracial. Tal visión, aunque bien intencionada, nunca fue realista”.

Sobre el carácter especial de EU

“No es que nuestra nación haya sido perfecta desde el inicio, pero hemos demostrado la capacidad de cambiar, y mejorar la vida de aquellos que nos siguen”.

Sobre los retrocesos

“Por cada dos pasos que damos hacia adelante, muchas veces parece que damos uno hacia atrás. Pero la gran expansión de Estados Unidos ha sido definida por su avance, la constante ampliación de nuestro credo fundador para recibir a todos, no solamente a unos cuantos”.

Sobre el bipartidismo

La cooperación entre ambos partidos se dará “solamente si todos nosotros, independientemente de nuestra filiación partidista o intereses particulares, ayudamos a restaurar el sentido de propósito común que necesitamos tanto ahora”.

Sobre el discurso político

“Nosotros debilitamos esos lazos cuando permitimos que nuestro diálogo político se torne tan corrosivo que las buenas personas ni siquiera consideran entrar al servicio público, tan áspero con rencor que los estadounidenses con los cuales no estamos de acuerdo no solamente están faltos de guía, sino que son malévolos”.

“Debilitamos esos lazos cuando definimos a algunos de nosotros como más estadounidenses que otros, cuando consideramos a todo el sistema como inevitablemente corrupto y cuando nos retiramos y culpamos a los líderes que elegimos sin examinar nuestro papel al elegirlos”.

Cuando le pedían que continuara en la presidencia, “otros cuatro años”

“No puedo hacerlo”, dijo cuando la gente le rogaba que se postulara nuevamente, lo cual no es permitido por la Constitución estadounidense.