0
Shares
Pinterest Google+

La blogera de viajes Isabelle Fabre estaba en el parque Fitzgeral River en el sur de Australia cuando un amigo empezó a grabar las playas de agua turquesa con un dron. Para ella fue la mejor excusa para agarrar su tabla de kitesurf, aprovechar el viento y dejar espectaculares imagenes de su sesión en el agua.
“De pronto vi que un pez grande se movía a mi lado, pensé que era un delfín que suelen acompañar las olas, pero me di cuenta que se movía en círculos y que era un gran tiburón blanco, asi que me moví lo más rápido que pude” cuenta Isabelle Fabre