0
Shares
Pinterest Google+

B-rad es un bebé perezoso que disfruta la compañía humana, pero necesita tiempo para demostrarlo. Este tierno animal fue abandonado en la selva de Costa Rica luego de caer de un árbol por ser más pequeño que los demás.

Para su suerte y la nuestra. Kids Saving The Forest, una organización animalista, lo rescató lo cuida hasta que sea lo suficientemente fuerte para regresar a la naturaleza. Mientras tanto, hace buenas migas con el conocido Coyote Peterson (famoso por ser “el tipo que se deja picar por los insectos más dolorosos del mundo) a quien le dio el cariño más tierno de y lento de la historia.

test_comment