0
Shares
Pinterest Google+

En Phoenix, Arizona en Estados Unidos, el joven Andrew Kunz se encontraba junto a otro amigo jugando en un sector sin casas. Se divertían disparándo a un auto viejo con pistolas de aire comprimido.

Para su mala suere, en el interior del vehículo abandonado había una colmena de abejas africanas (abejas asesinas), que se alteraron producto de los disparos, según el sitio de noticias Gila Valley Central.

Tras los disparos, centenares de abejas salieron a atacar a los jóvenes tiradores.

Al verse atacado, Andrew se concentró en imitar a Vegeta, uno de los protagonistas de “Dragon Ball Z”. La técnica que empleó se llama “Zenkai”, y permite aumentar sustancialmente el poder de una persona, tras recibir un fuerte ataque.

El muchacho logró sobrevivir al ataque de 400 abejas y lo atribuyó a la técnica que emplea Vegeta, “el príncipe de los Saiyajin” al canalizar su ki mediante la técnica del Máximo Poder.

Al ser entrevistado por una periodista, mientras se encontraba en el hospital internado, señaló: “mi nombre es Andrew , pero puedes llamarme Vegeta“.