0
Shares
Pinterest Google+

Robert Kelly estaba dando una entrevista a la BBC sobre la renuncia de la presidenta de Corea del Sur. Pero sus hijos consideraron que los asuntos asiáticos son demasiado aburridos y entraron alegres a la oficina de su papá en casa.