0
Shares
Pinterest Google+

A lo largo de la historia, Super Mario ha tenido múltiples items para potenciar sus habilidades. Ahí está la flor, que le entregaba el poder de disparar bolas de fuego desde el primer juego de la franquicia, o la popular capa, que lo llevó a planear por los aires durante el salto de la saga a los 16-bits en la era del Super Nintendo.

En los últimos años, el fontanero inclusive llegó a lograr ítems para ser tan duro como el metal, volverse invisible e inclusive equiparse con un traje de gato para escalar a lugares inaccesibles. Las opciones son múltiples y todos tienen sus favoritos.

 

Pero en un día como hoy, en el que se conmemoran 30 años desde el lanzamiento de Super Mario Bros. 3 en la primera consola de Nintendo, hay que dejarlo claro: no hay ningún power-up que esté literalmente a la altura del Mario con cola de mapache. O, en japonés, Shippo Mario. Mario Cola.

 

En el clásico videojuego, el mejor de la época del NES, adquirimos la hoja en el primer minuto de la partida. Ahí, en el mundo 1-1, Mario adquiere el clásico hongo que aumenta su tamaño tras golpear el cuarto bloque, para luego saltar por sobre una planta carnívora, golpear a una tortuga y lanzar el caparazón para activar el signo de interrogación que nos entrega una hoja que se eleva por los cielos para luego planear en el aire. A partir de ese momento, verdadera historia comienza a concretarse.

La primera vez que vimos a Mario convertido en mapache, todos probablemente nos sorprendimos con su giro y la posibilidad de golpear enemigos con la cola, lo que otorgaba un mayor alcance de ataque e inclusive la posibilidad de eliminar a esas plantar carnívoras que tanto hacen sufrir desde el primer juego de la franquicia. Pero, lo que vino a continuación marcó un antes y un después para todos.

 

Al ganar velocidad, Mario llena una barra de energía que y, tras presionar sin parar el botón de salto, el héroe más emblemático de los videojuegos comienza a elevarse por los cielos para iniciar su misión de avanzar por los ocho mundos, enfrentarse a Bowser en su castillo y salvar a la princesa.

Reproductor de Video

En una entrevista, realizada a raíz del lanzamiento de la NES Classic Edition, Takashi Tezuka, director y diseñador de Superman Mario Bros 3, explicó que el Mario Mapache surgió debido a que quería que el héroe tuviese la habilidad de girar y golpear enemigos con una cola.

“Cuando cambiamos desde una visión de ojo de pájaro a una vista de plataforma, los controles no trabajaban bien y hacer ajustes fue un desafío. Y volar era algo que quería hacer desde el primer juego y el Mario Mapache terminó logrando hacer ambos”, explicó Tezuka.

El resultado final es uno de los power-ups más recordados y populares de Mario y, al mismo tiempo, el mejor de todos.